El presidente de Soluciones para Venezuela, Claudio Fermín, hizo un llamado a los factores políticos democráticos a construir nuevos espacios para la discusión del cambio político. Fermín afirmó que Venezuela enfrenta “una guerra de cogollos que ha dejado a un lado al ciudadano común” e hizo votos por el entendimiento y el diálogo como “antítesis de la guerra a muerte”.

Fermín celebró las rectificaciones de destacados factores de la oposición. “Quienes ayer estaban con la abstención hoy llaman al voto. Ayer satanizaban el diálogo y hoy por su intermedio o gracias a acuerdos colocan dos rectores en el Consejo Nacional Electoral. Antes promovían interinato y bloqueo y varios del G4 se retractan de esas posturas previas”, señaló”. En ese sentido, valoró que “se está creando una nueva topografía política” y destacó “señales de revisión que abren las compuertas para un entendimiento, para dialogar con esos sectores”.

El ex alcalde de Caracas resaltó la posición de Soluciones para Venezuela, que arribó este mes a su quinto aniversario. “Hemos venido planteando consistentemente y con convicción el voto, la participación, la incidencia del ciudadano. Hemos sostenido que nuestro destino tenemos que definirlo entre venezolanos, promoviendo la soberanía frente al tutelaje”. Fermín saludó a la militancia del partido venezolanista y afirmó que “este quinto aniversario nos encuentra con mucha esperanza”.

De la misma manera, reiteró que, en el marco del quinto aniversario de Soluciones, el partido propuso cinco prioridades para Venezuela: La amnistía política general, para que no haya más presos políticos, dirigentes inhabilitados ni partidos intervenidos; Voto y participación; Contraloría social de los presupuestos para que estos vayan a salud, educación, alimentación, protección social, servicios públicos y transporte; Venezolanismo: soberanía y no más sanciones; y Democracia de verdad, con pluralismo e inclusión.

El presidente de Soluciones lamentó la severa crisis que atraviesa el país y enfatizó que “un país que quiere respuestas no puede perderse entre el odio de dos sectores”. Fermín reiteró su oposición a las sanciones y el bloqueo económico y sus efectos nocivos sobre la economía: “en nuestro país hay hambre, se ha destruido el aparato productivo, y las sanciones y el bloqueo son precisamente un tapón para la economía”.

Finalmente, Claudio Fermín hizo votos por el interés nacional y un gobierno de inclusión y amplitud e insistió en reformar el Estado, no para reducirlo, sino para concentrar sus prioridades. En ese sentido, expresó que “tenemos que ir a un proceso de excelencia en la función pública”. Sobre la urgencia de la crisis, Fermín advirtió que “necesitamos soluciones a los problemas de la gente, que no pueden esperar al nuevo gobierno en febrero de 2025”.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo