El presidente guyanés, Irfaan Ali, aseguró este martes que Guyana tiene derecho a desarrollar sus recursos en cualquier parte de su territorio, después de que Venezuela rechazara la reciente licitación de bloques petrolíferos en el país vecino.

El gobierno de Venezuela calificó de «ilegal» la ronda de licitación porque -aseguró- Guyana la llevó a cabo disponiendo de áreas marítimas que se encuentran dentro de la zona en disputa entre ambos países, un territorio de 160.000 kilómetros cuadrados. El jefe de Estado guyanés reafirmó en su comunicado que el territorio reclamado por Venezuela, situado al oeste del río Esequibo, pertenece a Guyana.

«El gobierno de Guyana se reserva el derecho de llevar a cabo actividades de desarrollo económico en cualquier parte de su territorio soberano o en cualquier territorio marítimo correspondiente», señaló.

«Cualquier intento unilateral de Venezuela de restringir el ejercicio por parte de Guyana de su soberanía será totalmente inconsistente con el Acuerdo de Ginebra y el estado de derecho internacional», añadió.

Venezuela reclama la región de Esequibo, alrededor del 70 % del territorio de Guyana, incluidas las reservas de petróleo en alta mar, argumentando que el laudo arbitral de 1899 es nulo y sin efecto.

Actualmente, el gobierno venezolano prepara la defensa que debe presentar ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) luego de que, en abril pasado, esta instancia declarara que tiene jurisdicción para pronunciarse sobre la pugna entre Venezuela y Guyana.

La primera ronda de licitación de bloques petrolíferos de Guyana cerró el pasado 12 de septiembre y su resultado fue calificado como un «éxito» por el vicepresidente y responsable del sector petrolero, Bharrat Jagdeo.

Seis empresas, entre ellas la estadounidense ExxonMobil, presentaron ofertas para ocho de los 14 bloques que salieron a subasta.

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo