La mañana del lunes fue de tensión en la urbanización Yucatán, al norte de Barquisimeto, luego que un adolescente de 15 años, presuntamente, propinara una golpiza a su hijo de apenas 11 meses de vida hasta causarle la muerte. El joven luego de cometer el crimen, salió como si nada de la urbanización y se encuentra prófugo.

El hecho ocurrió alrededor de las 9:00 de la mañana, cuando la madre, Rosalinda Coromoto Pérez Pérez, de 20 años, salió supuestamente a sacar unas fotocopias. Mientras ella no estaba, su pareja menor de edad cometería el acto que dejó sin vida al infante.

Vecinos aseguran que en la casa estaba el asesino junto con su hermano menor de 11 años de edad, quien se encontraba en la sala de la vivienda, ubicada en la calle 44 de la urbanización privada, al escuchar un sonido extraño en la primera habitación de la casa, vio que el bebé estaba golpeado y su hermano con un aspecto de ira.

Rosalinda, al regresar también se encontró con la escena del crimen y comenzó a pedir ayuda a los vecinos. Salieron con el bebé muy golpeado al centro más cercano en la parroquia Tamaca, pero al ingresar al centro médico ya era demasiado tarde, pues el infante no tenía signos vitales.

Funcionarios del Cicpc se encuentran investigando el caso, presuntamente tienen a la madre del bebé bajo interrogatorio y buscan al padre.

La pareja residía en Yucatán, cuya vivienda pertenece al padrastro del joven adolescente, que para el momento del crimen no estaba en la casa. Tampoco estaba la mamá del presunto asesino.

La Prensa de Lara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *