Palacio de Miraflores, Caracas.- A través de la instrumentalización política de los derechos humanos y la democracia, se pretende “dividir al mundo entre aliados del imperio y países independientes” para generar un contexto de nueva Guerra Fría, denunció el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Desde el Palacio de Miraflores, ubicado en Caracas, subrayó que “nosotros no creemos en la división del mundo o en la escalada de conflictos, creemos en un mundo pluripolar, multicéntrico y sin hegemones”.

El Dignatario abogó por el respeto a la diversidad política e identidad propia de las naciones soberanas, al tiempo que revalidó su confianza en el surgimiento de una nueva humanidad y “un siglo XXI sin imperio, sin hegemones”.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), Sacha Llorenti, exhortó a mantenerse alerta ante el uso de los términos de derechos humanos, democracia y paz para confundir a la población.

“Quienes hablen en nombre de la paz y no condenen al imperialismo o son muy ingenuos o son cómplices porque la verdadera lucha por la paz es irreductiblemente antiiperialista, anticolonialista, anticapitalista y antipatriarcal”, puntualizó Llorenti.

A propósito del Congreso Mundial de los Pueblos por la Paz, que abordó la necesidad de la democracia popular ante la crisis multidimensional, señaló que supone una oportunidad para la unidad de voluntad de los pueblos independientes, “de los que nos negamos a ser arrodillados y sometidos por nuevas formas coloniales”.

“No le tenemos miedo a ningún hegemón de este mundo. Estamos de pie y preparados para las batallas que haya que dar”, enfatizó.

Prensa Presidencial / Karelis González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *