A juicio del profesor Edgar Rivero – Pdte de UNT Portuguesa, era preferible pasar desapercibido y no hacer el papelón del año con una sesión solemne especial como motivo del día del maestro en el municipio Páez, que además de haber comenzado tres horas después de lo previsto, sirvió para ¨condecorar¨ a colegas que es lo único mérito es ser militante del PSUV y pronunciar un discurso totalmente descontextualizado ante una audiencia fastidiada.

De nada valió la retórica del alcalde Rafael Torrealba, lo que está a la vista no requiere el uso de anteojos los educadores en el país y en especial los vinculados al municipio escolar Páez no tienen nada que celebrar, por el contrario tienen de sobra qué exigir. Los bajos salarios, las malas condiciones de los centros educativos y por último la llegada de la pandemia, que hasta hace poco evidenció la inviabilidad de una educación a distancia en un país con mala conexión a internet, con reiteradas fallas eléctricas y con equipos de alta tecnología que no están al alcance de todos, han sido un cúmulo de problemáticas que nadie se interesa en resolver y por lógica el orador olvido mencionar.os docentes no tenemos ni para comer ni para vestir, es muy fácil pedir vocación y entrega desde la trinchera del poder, es muy cómodo admitir que existen fallas, cuando la depauperación de la profesión docente en estos últimos años no tiene comparación alguna y él ha sido cómplice de la misma. Peor aún tuvo la desfachatez de autocondecorarse. Semejante absurdo.

Los docentes no tenemos ni para comer ni para vestir, es muy fácil pedir vocación y entrega desde la trinchera del poder, es muy cómodo admitir que existen fallas, cuando la depauperación de la profesión docente en estos últimos años no tiene comparación alguna y él ha sido cómplice de la misma. Peor aún tuvo la desfachatez de autocondecorarse. Semejante absurdo.

Vuelvo y repito, en ocasiones en mejor pasar agachado como se dice en el argot popular, sino hay elementos reales, creíbles que por lo menos tengan el compromiso de salvaguardar la vida de los profesionales de la docencia, no tiene sentido alguno en insistir en montar show de esta tipo. Que a la final generan más indignación y decepción.

Finalmente, para contrarrestar estos desmanes públicos de un gobierno que se jacta de defender el humanismo socialista, convirtiendo en mendigos a los maestros. Es determinante que los docentes comprendan de una vez por todas que son un baluarte político –social de la Constitución. De lo contrario, seguirán las burlas y el deterioro final de la profesión docente.

Edgar Rivero / Pdte UNT Portuguesa

Deja tus comentarios...

Descubre más desde

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo