En unas escaleras, bocarriba y desnudo, estaba el cuerpo de una criatura, de aproximadamente 5 meses de gestación. Presumen que no tenía tanto tiempo en el agua por la textura de la piel.

Según informa La Prensa de Lara, el hecho ocurrió el lunes 10 de enero en la tarde, un grupo de personas estaba reunida en el río compartiendo, cuando observaron el cuerpecito y lo llevaron a la orilla. Fue en ese momento en que llamaron a la Policía, quienes se dirigieron al sitio del suceso y notificaron al Eje de Homicidios del Cicpc.

En horas de la noche, funcionarios del Cicpc llegaron hasta el sitio del suceso para hacer las experticias y hacer el levantamiento del cuerpo.

El feto fue trasladado hasta la morguedel Hospital Central Antonio María Pineda para realizarle la autopsia y conocer las consecuencias de su muerte.

Habitantes de Sarare pidieron justicia por la muerte de la criatura y que esa «mujer sin corazón» pague por lo que hizo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *